martes, 18 de diciembre de 2012

Profesor de Universidad

Y finalmente, se cumplió mi sueño. En realidad, nunca había sido un sueño añorado, hasta que lo vi tan cerca, pero ahora me doy cuenta de que es lo que me gusta, lo que quiero hacer.

Llevo ya un mes dando clases de español en la Universidad de Ngozi y me encanta, me siento cada día más cómodo y más realizado con mi trabajo. Pese a las dificultades del lugar, que son muchísimas, soy feliz con lo que hago. Tenemos bastantes cortes de electricidad, problemas con la fotocopiadora y el papel, Internet no suele funcionar, cuando llueve no se puede dar clase porque no se oye nada por culpa de los techos de uralita (o directamente los alumnos no vienen porque vienen andando desde muy lejos), hay una única sala con vídeo-proyector para toda la Universidad (os recuerdo que hay más de mil estudiantes), doy seis horas de clase al día a un mismo grupo (es lo normal aquí, incluso ayer les di ocho porque teníamos que recuperar dos horas), casi ningún estudiante tiene acceso a Internet, etc.

Mis aplicados alumnos de la 2ème Licence

Pero es realmente gratificante. Cuando te metes en el aula y comienzas a explicar, todo eso desaparece. Te das cuenta de que las enormes diferencias culturales se pueden volver tu aliado, en lugar de tu enemigo, y al final no sé quién aprende más, si yo de ellos o ellos de mí. La verdad es que me lo paso muy bien con los debates, las presentaciones orales, sus inquietudes sobre el mundo de los muzungu, sus redacciones... Y me lo estoy currando, un montón. Raro es el día que no paso ocho horas en la Universidad, más el trabajo que me llevo a casa.

Bref, que tengo muchísima suerte de estar aquí. ¡Gracias Dámaso! Dentro de dos días termino mis clases con la 2ème Licence (4º de Traducción e Interpretación) tras haberles enseñado Español Aplicado y Literatura Española. ¿Quién le iba a decir a mis padres que iba a acabar enseñando textos como Rinconete y Cortadillo, o de maestros como Pablo Neruda, Rubén Darío o Pérez Galdós?

La vida da muchas vueltas...


8 comentarios:

  1. ¡Ole ese profesor!
    Si es que la vida da muchas vueltas, pero al final en una de ellas acabas dando con tu vocación.
    ¡Un abrazo fuerte desde Granada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kárim!! Al final todo llega!! :D

      Eliminar
  2. ostia la vdd que bonito... que bonito eres mi muchungo favorito.... que bonito.... sigue asi muchungo

    ResponderEliminar
  3. enhorabuena!!!!! me alegro muchísimo por ti!! y por tus alumnos que sin saberlo han hecho un gran fichaje :)

    Andrea

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por seguir con este proyecto en Burundi, brother! Si pudiera teletransportarme me tendrías allí cada dos por tres, jeje!!

    Un fuerte abrazo! No dejes de sorprendernos con tu blog, que me encanta!!

    ResponderEliminar